Año nuevo, baño nuevo

Año nuevo, baño nuevo

Dentro de las cosas que podemos pensar en nuestro baño hay dos tipos de “cambios”: uno que es la refacción total, que puede incluir un cambio total de revestimiento y loza y otro que es un cambio parcial, una especie de “tuneo” que pueda, con el esfuerzo de uno o pocos días, darle una vuelta de tuerca a nuestro sanitario hogareño.

¿Qué podemos renovar en concreto? ¡Son muchas cosas! Desde reemplazar o incorporar accesorios de apoyo, hasta cambiar espejos o botiquines, sumar algún organizador, reemplazar las bachas, renovar cortinas de la ducha, renovar el duchador y otras muchísimas ideas que siempre pueden ir acompañadas de algún pequeño “restyle” de alguna parte o incluso una tematización completa de nuestro baño. En este último caso se entiende que no siempre es posible ya que dependemos del espacio y recursos disponibles, pero darle un estilo (rural, marino, infantil, minimalista, etc) a veces no es tan complicado como parece.

Para este último caso pueden servir los caparazones de caracoles o almejas de alguna playa que hayamos visitado o piedritas de algún río o sierra que juntemos en nuestras vacaciones. La originalidad y la creatividad tienen mucho que ver cuando de decorar se trata. Para el caso de la decoración en tono infantil existen accesorios que ya vienen diseñados con motivos infantiles. Incluso tengamos en cuentas los practiquísimos asientos de indoro que poseen dos “tapas”, una para la medida de adultos y otra con medida para niños.

Volviendo a ideas más puntuales (que en general son las que más entusiasmo nos pueden despertar por su practicidad) y más en concreto a qué cosas podemos cambiar o mejorar en nuestro baño, es útil hacernos las siguientes preguntas:

¿Qué cosas no me gustan de mi baño?

¿Tengo cosas en mi baño que no se donde guardarlas?

¿La cortina está gastada? ¿Y los ojales de la cortina?

¿Necesito alguna alfombra o accesorio para no resbalar en la bañera?

¿El botiquín posee la madera gastada o humedecida?

¿Los accesorios de apoyo se encuentran humedecidos?

¿Necesito accesorios de pared para estar más cómoda/o?

¿Tengo un lugar donde poner la ropa sucia?

¿Necesito perchitas extra o quizás alguna repisa de baño?

¿Hace cuánto que no cambio la escobilla del baño?

¿El asiento del inodoro está sano?

¿Me gustaría tener algún espejo extra?

En fin, la lista podría seguir y seguir, pero el objetivo principal de este posteo es generar una base para que uno mismo pueda luego hacerse sus propias preguntas y poder encender el aspecto creativo de cada uno. Un baño puede lucirse como cualquier otra parte de la casa, no hay ningún tipo de restricciones en ello. Me ha ocurrido incluso algunas veces visitar casas donde el ambiente más llamativo resulta ser el propio baño. Todo está en como se encare el proyecto, el gusto y los recursos de cada uno.

¡Próximamente seguiremos brindando más consejos de decoración para baño y hogar en general!

Compartir esta nota