Cómo elegir revestimientos para baño

Cómo elegir revestimientos para baño

En lo que respecta a la estética/moda hay que tener en cuenta que hay cerámicos clásicos cuyo estilo nunca caduca y también existen tendencias transitorias que permanentemente se renuevan y redefinen. Un estilo puede expresar mucho más que una simple estética, también puede definir una personalidad o una ambientación. Por estos motivos se presentan dos opciones: si vamos a refaccionar nuestro baño rápidamente podremos elegir modelos clásicos o de vanguardia. Si vamos a tardar un poco más, quizás conviene ir a lo seguro y elegir estilos clásicos.

Como precepto nos conviene considerar paredes que por un lado se manchen poco y que por otro sean simples de limpiar. Luego se pueden ver las opciones del color y por otro la relación precio/calidad.

En cuanto al material lo más clásico siempre es y será (probablemente) el cerámico. En las paredes sería la variante del típico azulejo, aunque hoy día los mismos se presentan con una variedad de estilos inmensa, incluso hasta con curiosos diseños “estampados” en ellos.

El siguiente material en orden de recurrencia es la piedra, que puede ser natural o sintética. Combina bien en el piso y hasta cierta altura de la pared. Más arriba se utiliza simplemente revoque fino o grueso pintado. El revestimiento de piedra a veces se combina con madera, aunque siempre estará la probabilidad de que se desgaste por la alta humedad que se acumula en los baños y requiera un alto grado de mantenimiento.

Siguiendo en la escala material, podemos encontrar algunos revestimientos de vidrio muy elegantes, los cuales pueden combinarse con estructuras de hierro forjado en busca de ideas barrocamente superlativas. Incluso existen revestimientos de baño de chapa, quizás más apropiados estéticamente para instalaciones públicas o estilos más industriales.

En cuanto a los colores las posibilidades son infinitas realmente. Se puede probar de generar contrastes fuertes o simplemente utilizar 2 o 3 colores de una misma tonalidad de acuerdo a la sensación que se busque generar. El baño de nuestra casa puede engamar con las tonalidades del resto de la casa o bien ser un espacio perfilado con un estilo contrastante.

Demás está decir que a la hora de elegir revestimientos para el baño también tendremos que tener en cuenta las combinaciones que escojamos para los demás integrantes del sanitario: bacha, bidet, inodoro, asiento, espejos, vanitorys y todos los muebles/accesorios que necesitemos. Una visión más global nos ayudará a elegir bien cuál será la opción más adecuada en cada caso.

En lo que respecta a la relación precio/calidad siempre tendremos la opción más “sencilla” de recurrir a un gran retail que tenga diferentes variantes para comparar o en el caso de tener la decisión de enfocarse solamente en el resultado y no en el precio, concurrir a un local más tipo “boutique” e incluso ir a una buena casa de antigüedades en búsqueda de soluciones más innovadoras. De acuerdo a la zona, siempre hay una tienda clásica a mano.

Esperamos que la información les haya sido de utilidad. ¡Muchas gracias por seguirnos!

Compartir esta nota